dima
  • Estado de excepción

    2011. Instalación interactiva.

    Estado de excepción, que toma el título de un texto del filólosofo Giorgio Agamben, es una instalación interactiva ideada para el espacio del Horno de la Ciudadela de Pamplona. La obra surge de pensar las ciudadelas militares fortificadas como reductos construidos para salvaguardar y mantener determinado poder político y económico; fin alcanzado por medio de la acción de la fuerza directa, la coerción, la imposición o el ejercicio del control social por medio de la violencia. De esta forma es posible que el espacio actual de la ciudadela de Pamplona conserve, de forma simbólica, la esencia de este tipo de acciones que fueron ejercidas desde sus muros en el pasado.

    Estado de excepción intenta restituir ese “carácter de lo violento” en la sala de exposiciones, por medio de un sistema de video-vigilancia que el espectador activa para “hace visibles” una serie de imágenes relacionadas con la acción violenta. El sistema proyecta la silueta del espectador sobre las paredes de piedra de la sala y en su interior se “revelan” unas serie de fotografías, que son apropiaciones tomadas de internet tras realizar búsquedas de las palabras “violencia” y “estado de excepción” en diferentes idiomas. Estas búsquedas han devuelto imágenes que tienen que ver con la guerra, la violencia explícita, las revueltas sociales, los líderes políticos, la cultura del videojuego, el cine, los anuncios publicitarios, etc, y son lanzadas aleatoriamente dentro de cada silueta. El resultado tiene, en un principio, un marcado componente estético, ya que de un primer vistazo las siluetas parecen compuestas por una superposición de texturas y colores, y sólo en una lectura atenta el espectador puede observar las imágenes “violentas” que contiene cada silueta.La obra que propone una reflexión sobre el concepto que tenemos de violencia; no solo de la violencia subjetiva, la visible, la que es llevada a cabo por un agente identificable, sino también la violencia simbólica, encarnada en el lenguaje y aceptada por las costumbres culturales, y la violencia sistémica o estructural, inherente al poder de los modelos económicos y políticos que nos gobiernan.

    Ciudadela de Pamplona. Horno de la Ciudadela. Del 24 de junio al 21 de agosto 2011. Organizada y producida por el Ayuntamiento de Pamplona. Instalación interactiva: Camaras de Video-vigilancia, ordenadores Mac, Vídeo-proyectores, placas Arduino, sensores, focos infrarrojos. Software: Isadora. Agradecimientos a Ángel Arbe, José Ferrero, Alfredo Puente, Puri Saralegui, José Luis Barrachina, Ana Barrachina y Pilar Casado.